Follow by Email

martes, 20 de octubre de 2015

Tango de Satán y Beckett

Sobre el dorso él irá cara al cielo renacido sobre él las ruinas las arenas lejanías. Aire gris sin tiempo tierra cielo confundidos mismo gris que las ruinas lejanías sin fin. Renacerá el día y la noche sobre él lejanías aire corazón relatirá. Refugio cierto por fin minas esparcidas mismo gris que la arena.

Quimera luz nunca fuera más que aire gris tiempo ningún ruido. Lejanía sin fin tierra cielo confundidos nada móvil ni un aliento. Lloverá sobre él como en tiempo bendito azul nube pasajera. Cielo gris ni una nube sin ruido nada móvil tierra arena gris ceniza.

2 comentarios:

  1. Incorporo un enlace desde mi blog al tuyo, Marielena (ya que aparecemos juntos en algunos lugares por obra y gracia de Víctor Pozanco, pues eso, a seguir unidos por los adelantos de la informática). Un abrazo desde Oviedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias José Ángel. Haré lo mismo en mi blog ahora. Saludos!!

      Eliminar