Follow by Email

jueves, 11 de noviembre de 2010

delectancia

Más allá de la triste metáfora de la infancia y su propia esencia embotellada,  la pregunta de cuánto puede durar un perfume hasta que se le esfuma el olor es bastante importante.
Y cuando la persona que se plantea la pregunta es la misma persona que tarda muchos, muchos años en gastar pares de zapatos o gomas de borrar; entonces, es una pregunta de vital importancia.

Por eso, los frascos también tienen que ser bonitos.

Hay ciertos objetos que generan fascinación sólo por su forma, pero creo que no viene por la forma, creo que lo que genera fascinación son los objetos en sí y supongo que a cada persona le ocurre lo mismo pero con distintos objetos.

Me pasa que la sóla visión de ellos hace que se produzca un ligero placer ocular y un bienestar general. Me pasaba con las pegatinas brillantes, con las pelotas de goma pequeñas de colores y transparentes, con las canicas, con las barbies, con los sellos, con la hello kitty en sus diversas manifestaciones, con el color turquesa, con las piedras de colores, con las palabras escritas en francés, etc.
Si veo agrupaciones de esas cosas, me genera más placer de este que te petrifica con una sonrisa (y nunca hacen fotos en los momentos de petrificación natural, pasan inadvertidos).

Con los perfumes también me pasa, eso explica mi colección, además del efecto poderoso de los olores sobre la memoria, que es otra cuestión filosófica que me gustaría indagar.

2 comentarios:

  1. a qué huelen las nubes?? xDD no, en realidad me pregunto: a qué huelen las canincas, y las bolas pequeñas transparentes y de colores? a qué huelen el turquesa y las palabras escritas en francés? a qué huele este blog?

    ResponderEliminar
  2. yo creo que huelen a menudencia, a cositas pequeñas, a un "acervo" jeje... si te das cuenta cobran mucho valor al imaginar grandes cantidades de esas cosas ¿por qué? porque los tesoros son así

    un olor que pudiera representar eso sería el olor a chicle, además se hincha y cuando lo masticas hay un momento de máximo sabor

    pero no, yo creo que estamos hablando de olores que duran un instante y, ahora en presente, rozan con la naftalina

    ResponderEliminar