Follow by Email

domingo, 21 de noviembre de 2010

Roland Barthes, Truffaut y sobres de azúcar del bar

El otro día en una conferencia sobre arte, bienales y anuncios kitsch, comentaron una cita de Roland Barthes a propósito de la moda como cultura: "La alta costura es alta cultura". Me acordé inmediatamente de este blog (así de impersonal, me despersonalizo para desentenderme de los fracasos que representan los blogs para mi, o mejor dicho, la nutrición de un blog llevado por mi).

También una señora de teoría del arte dijo en medio de todas sus palabras, algo que siempre que lo escucho (o cuando yo misma me acuerdo de esto, como quien se acuerda de que vamos a morir) me deja en estado pasmoso. Se trata de la gente que pasa a tu lado cotidianamente y ese pensamiento fugaz que invade, que dura lo mismo que el "encuentro" con esas personas; de que no volverás a verlos más. Más allá de inventar sus vidas y todo ese tipo de cursilerías típicas de peli ameliesca, se trata de la conciencia de vertiginosidad, del tiempo, del tiempo kantiano que solo nos compete a nosotros y a nadie más. La ponente se sobresaltó cuando dijo lo del segundo en que pasa rapidísimamente el tren y vemos toda esa gente por la ventanilla. Cuántas veces he escuchado esa reflexión, pero siempre me impacta y consigue hacerme nadar otra vez en mis experiencias.


Como hoy en la peli de Truffaut, la historia que cuenta la chica cuando dice que su padre se enamoró a primera vista de una mujer que vio en el tren y quedó con ella y el día que había quedado le salió un grano y no se presentó a la cita. Y el resto de su vida se la pasó triste por no haber acudido.

Luego, vuelven a hacer referencia a este tipo de fulminaciones de gente desconocida en tropel, pero no me acuerdo ahora mismo.

Lo del sobre de azúcar es que las citas que ponen suelen estar entretenidas, pero ayer encontré una que me dejó muy complacida porque me identifico: "Muchos serían cobardes si tuvieran suficiente coraje para serlo". De un tal Fuller que, además del mérito de haber sentenciado de forma tan arriesgada, no he encontrado otro rasgo de su vida ni obra que me llame en lo absoluto la atención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario